25 de mayo de 2014

Cambios repentinos

No se si seré la única a la que le pasa, quizá hay mas gente con esta sensación. Confusa, desubicada, sin saber que pensar...         
De repente, es como si todo el mundo se hubiera puesto en tu contra. Empieza una persona y terminan 23. Y es que empieza yéndote mal y termina peor. 
Me da mucha rabia, -por no decir muchísima- toda esa gente que cambia tanto de opinión. Primero te dicen una cosa y luego terminan diciéndote otra cosa, pero, es que se creen que no nos damos cuenta? 
Cuenta de que sabemos cuando mienten? Porque aunque creáis que no, todos tenemos esa pequeña cosa dentro de nosotros mismos, esa cosita que nos dice "ep, espera y fíjate, está mintiendo". Pero aún y eso muchos no le hacemos caso a esta cosita y nos la pegamos queramos, o no.  
          


16 de mayo de 2014

Habilidades

No todo el mundo tiene las mismas habilidades para relacionarse, para iniciar conversaciones o mantenerlas, para afrontarse a sus miedos, para defenderse etc...
Nadie se da cuenta de lo difícil que le es a algunas personas relacionarse con alguien nuevo o incluso con alguien a quien conoce de toda la vida, pero no nos damos cuenta. No nos damos cuenta de lo difícil que es para una persona tener o mantener amistades, porque l@s ven como "antisociales" -por decirlo con alguna palabra-.
A caso te has parado a pensar porque es así? Porque le cuesta tanto abrirse? O simplemente pararte y hablar con esa persona, porque aunque no digan nada o les cueste, que hables con ellos les hace felices, les haces sonreír... aunque no lo muestren o no puedan. Y la satisfacción que nos da saber que estas ayudando a esa persona, aunque sea con pocas palabras? Eso, eso no lo puede compensar nada, no puedes sentir ninguna sensación parecida a esta, al saber que le haces felices y aunque no lo parezca, por mucho que les cueste hacer o decir alguna cosa les coges mucho cariño y te hacen reír en los malos momentos sin que les digas que estas tristes, ellos lo saben.

Acércate, háblala, sonríe!


12 de mayo de 2014

Camino despacio, pero nunca retrocedo

Ayer leí en un libro "Camino despacio, pero nunca retrocedo" es una gran frase que nos dice muchas cosas, aunque no lo parezca.
Nos está diciendo que por muy lentos que vayamos nunca debemos retroceder, que es mejor hacerlo poco a poco y bien que rápido y que luego tengas que volver atrás para corregirlo o hacerlo bien.
Nunca, por mucho que la gente lo diga, debemos hacer las cosas como ellos quieren, debemos hacerlo cómo y cuándo queramos porque por eso es nuestra vida y si queremos hacer las cosas poco a poco no son nadie para decirnos que vayamos rápido.

Hagamos las cosas como nos apetezca, cuándo nos apetezca y porque nos apetezca. No retrocedas!