28 de abril de 2014

Miradas, sonrisas, gestos...

Esa sensación que tenemos al ver pequeños cosas que nos demuestran quienes son los que merecen la pena, esos que están día a día por los que darías cualquier cosa.
Y aunque creamos que no, todos transmitimos alguna cosa de alguna forma, con una mirada, sonrisa, gesto... que nos hace saber quien nos quiere tal cual, y quienes son los que solo te quieren cuándo no tienen nada más que hacer -la última opción, vamos-.

No desperdiciemos a aquellos que nos quieren de verdad por los que te darían una puñalada por detrás. :)





17 de abril de 2014

Decepciones

No os pasa que cada vez que pensamos en algo del pasado nos enfadamos con nosotros mismos por no haber sido sinceros, por callarte todo eso que debiste decir alguna vez?
Seguro que muchos habéis dejado de hablar con alguien o con varias personas porque tenias que ser siempre tú quien les tenia que hablar primero, que les tenía que abrir por Facebook, Whatsapp... porque sino ni se acordaban de que existías solo se acordaban cuándo les interesaba algo, cuándo no tenia a nadie con quien hablar o quedar, tú eras la última opción, y lo más triste es que no se daban cuenta de que sabías que te "utilizaban" -por decirlo de alguna forma- cuándo y para lo que ellos querían.
Al final dejamos de ser nosotros quien les hablase primero, pero entonces te abrían super borde diciéndote -Ya no me abres nunca ehh... y tu piensas: -joder, háblame tu si tanto quieres que te hable. Porque siempre tengo que ser yo? 
Luego se quejan de pesados...


Nosotros nos esforzamos por mantener una amistad y luego te enteras de que se va a la playa con otros y ni te dice nada, o que celebran algo y que casualidad no se acuerdan de ti.. Y el/la mal@ luego eres tu, porque no les hablas...

Si es que está el mundo repleto de idiotas.






13 de abril de 2014

Continuando con el mismo error...

Y una de las grandes preguntas es, ¿Porque aún sabiendo todo continuas cometiendo el mismo error?
¿Porque vemos las cosas pero pensamos que cambiaran?
Y luego es cuando nos hace daño, porque no queremos darnos cuenta de los errores, de lo bueno y lo malo, porque nos importa, aunque sabemos que no es como tendría que ser.
Aún todo eso malo no queremos separarnos...