13 de diciembre de 2013

Cuándo somos pequeños queremos ser mayores.
Cuándo somos mayores queremos ser pequeños.

En realidad muchos queremos volver a ser pequeños, porque nos damos cuenta de que las heridas que nos hacíamos jugando en las rodillas duelen menos que las del corazón.

Vamos a mantener una pequeña sonrisa pase lo que pase siempre a nuestro lado, para que las heridas puedan curarse y aunque nos queden marcas vamos a pensar que pudimos curarlos sonriendo. 

Duelen más las mentiras para hacernos felices que las verdades. 


1 comentario:

  1. Estoy 100% de acuerdo contigo. Las heridas de las rodillaa se curan pero las del corazón duelen más de curar.
    Me ha encantado la entrada.
    Que sepas que me has hecho sonreír mientras leía lo que has escrito. Maravilloso. :)
    Un beso,
    Blue Butterfly

    ResponderEliminar