20 de diciembre de 2015

Y de repente, tu.

No os a pasado alguna vez que estáis intentando superar alguna cosa del pasado y no puedes, lo intentas, lo intentas, lo intentas... una y otra vez y no puedes, te quedas estancada y no avanzas? 
Entonces es cuándo por alguna razón cambias, miras a tu alrededor y ves a gente, gente nueva o gente que ya conocías pero no habías hablado con ellas.
Entonces empiezas a hablar con ellas, la que ya conocías y te das cuenta que aunque no seas una persona importante en su vida y/o viceversa, está ahí ayudándote y diciéndote las cosas tal cuál son, sin rodeos. 
Entonces te das cuenta que puede ser ella, una de todas esas personas la razón por la cuál vuelvas a sonreír, aunque sepas que nunca va a llegar a mucho más. Sabes que podrás contar con ella por cualquier cosa, cualquier problema. 
Es más, cuándo es ella la que te dice que no le des las gracias por ayudarte, sino que es al revés, ella te las da por seguir diciéndole las cosas claras y seguir ayudándola, es más de lo que puedo llegar a pedir. 

Y de repente te das cuenta, de que has podido olvidar el pasado, o has superado una gran parte gracias a ella.



2 comentarios:

  1. Leerte siempre me deja con una sonrisa. Gracias.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Como me alegra leer esto! No sabes la ilusión que me hace! Lo que me gustaría que me leyera más gente pero bueno..

      Eliminar