25 de agosto de 2016

Carpe Diem

Dicen que no es fácil encontrar a alguien en quien poder confiar, con quién ser tú realmente al cien por cien.
Poder disfrutar con alguien de lo que realmente te gusta, dejando de lado el que dirán o dejarán de decir.
Pasarlo tan bien como cuando eras pequeño, que incluso con una piedra te divertías en el parque o en el portal de tu casa.
Reír hasta que te duelan los abdominales y las mejillas, incluso seguir riendo porque no puedes parar.

Ahora, todo, nos cuesta más de lo que podía costar antes, sea por experiencias, por la vida, las críticas... Sin embargo, admiro tanto a aquellas personas que son capaces de olvidarse del que dirán y hacer lo que realmente les da la gana ...

Durante estos dos últimos años, he aprendido muchas cosas, de mucha gente diferente. He aprendido a no aferrarme al pasado, en preocuparme de lo que YO quiero, en lo que quiero conseguir y dónde quiero llegar, de lo que quiero o no quiero que sea participe de mi vida, a defenderme, a dar la cara y no esconderme, en poder decir libremente lo que quiero y lo que pienso, tantísimas cosas... y las que aún quedan por seguir trabajando!! Pero sobre todo he aprendido a disfrutar el momento, "CARPE DIEM" dicen no? y tan cierto que es.

Todas estas cosas son las que tenemos que hacer en nuestra vida, mantenerlas y no dejar que desaparezcan. 
La felicidad, la risa ... están en la esquina y si no luchamos nosotros por ellas, ¿quién lo hará?



1 comentario: